[Si hay algo que faltaba a la humanidad es la globalización y privatización de la guerra. El ejemplo de las notas precedentes coloca a Blackwater como el paradigma del sondercomando móvil de occidente. El campo de exterminio es todo el mundo, y la tecnología de masacre se desplaza donde surge el problema. Los “operarios” (u obreros del terror) son reclutados entre las fuerzas de seguridad entrenadas por estados “independientes” al contratista principal de la compañía: el Departamento de Estado o la CIA, que es lo mismo con diferente olor. Así, los EE. UU. triangulan evadiendo el costo del entrenamiento, gastos varios, explotando el producto conocido como soldado, ahora “socio” sin más bandera que un contrato. Como todo emprendimiento, tiene su propia página web, en la que exponen cierta normativa ética, bajo el paraguas de una misteriosa asociación (IPOA), que en su traducción al español exhibe la siguiente pieza de perversión legal. Las erratas corresponden al original y bajo ningún concepto vamos a corregirlas.]

Lee el resto de esta entrada »

La empresa estadounidense de seguridad, Blackwater, tiene licencia para matar en Irak. Entre tanto, el Gobierno de Nuri al-Malikim, que quiere despojar a los contratistas privados de su inmunidad, lanzó ayer un ultimátum a la administración de George W. Bush para romper con el consorcio y pidió una indemnización de 8 millones de dólares para cada familia de las 17 personas muertas el mes pasado en un incidente en Bagdad.

El Gobierno de Irak calificó ayer de “crimen premeditado” el hecho sangriento del pasado 16 de septiembre, cuando agentes de Blackwater mataron a 17 civiles y dejaron 22 heridos.

Según el informe gubernamental, que investigó el incidente, el 80 por ciento de 195 incidentes con armas desde 2005, fue protagonizado por un guardia de Blackwater quien abrió fuego primero.

Lee el resto de esta entrada »

G.B., 12 años en la Legión, cuenta por primera vez cómo fue contratado por la empresa Blackwater para misiones en aquel país tras la salida del Ejército ordenada por Zapatero. Otros españoles instruyen a hombres en Bagdad. Un ex militar selecciona ahora candidatos para hacer un nuevo envío de profesionales
 

Por Ana María Ortiz
 

Decidió romper su contrato con Blackwater y abandonar Irak el día que una ristra de balas taladró la chapa sin blindar del camión en el que viajaba y que custodiaba. Las condiciones de trabajo no eran ni mucho menos las que Blackwater -el polémico ejército de mercenarios que opera en Irak, investigado estos días por el congreso estadounidense por su violencia desmedida y por el asesinato de civiles- le había prometido a G. B., español, 36 años.

Lee el resto de esta entrada »

1191591412824anuncio_blackwater_350dn.jpgPor Gorka Castillo

Pocos saben que el presidente de la comisión independiente de la ONU que ha denunciado la violación de derechos humanos en Irak por parte de empresas como Blackwater es español. Su nombre es José Luis Gómez del Prado, tiene 70 años y fue el coordinador de la misión internacional en el genocidio de Ruanda que sirvió para juzgar a los responsables de aquellas matanzas.
 

¿Cuál es el contenido del informe que han redactado sobre las empresas de seguridad tipo Blackwater?
Presentamos dos informes, uno en 2006 a la Asamblea General de la ONU y otro a la Comisión de Derechos Humanos. La primera sorpresa fue que estas empresas no sólo trabajan para las fuerzas de ocupación sino que también dan servicio a organizaciones como la propia ONU. La segunda es que la actuación de estos ejércitos privados está llena de violaciones de los derechos humanos.
  Lee el resto de esta entrada »

Retornos

octubre 3, 2007

Por Leonardo Sai

Sustituir instantáneamente a las instituciones de un país, cualesquiera que ellas sean, un orden de cosas enteramente nuevo y distinto de aquél con que se han criado, y que por consiguiente está identificado con su modo de vivir, con sus gustos, costumbre y aún preocupaciones, es lo mismo que derribar en un día todos los edificios de una población, para que sus habitantes, quedándose al raso, los sustituyan por otros más perfectos.

Carta a Manuel José García
Manuel de Sarratea

Solo los imbéciles son jóvenes en este país.

El amigo de Baudelaire
Andrés Rivera

Bardo.  Duhalde ha regresado a la arena política. La mediática se afirma agitada por la vuelta de la cabeza justicialista al gran hermano de la politiquería argentina. Duhalde no regresa, insiste. No se trata de su presencia sino de todo lo que significa socialmente. Desde cadáveres con paco y cocaína barata que festejan su fantasma mafioso hasta los analistas del poder y sus secretos de alianzas, pactos, venganzas, poderes económicos… todo bien sazonado con fricciones, soberbias y envidias bonaerenses: la sociedad buchona aceita su verborrea, el pasado en plena construcción. Lee el resto de esta entrada »

Por Nicolás González Varela 

El 24 de septiembre de 2007, en una callejuela sin nombre en una pequeña aldea llamada Vosnon de la región del Ausbe, murió Gerhard Horst. Se suicidó junto con su mujer de toda la vida, Dorine. Nos era familiarmente conocido en su dimensión filosófico-política con el seudónimo de André Gorz; cuando ejercía de periodista utilizaba al alias Michel Bosquet. Para llegar a Vosnon hacer falta separarse de las autopistas, tomar por carreteras secundarias y angostas, luego preguntar a los lugareños por al casa de Gorz y llegar a una casa sólida, de ladrillos rojos, con un jardín guardado por dos árboles centenarios. La biblioteca está en la planta baja en un salón amueblado lo Esparta: dos grandes sillones sin estilo reconocible, una mesa redonda, cuatros sillas rectas y un televisor pasado de moda. “Prévenir la Gendarmerie” (Avisen a la policía), un simple mensaje sobre la puerta indicaba el drama desatado. ¿Otro filosofo desencantado que cumple esa tradición inexorable de los intelectuales en situación? Lee el resto de esta entrada »