Blackwater tiene licencia para matar e Irak pide indemnización

octubre 9, 2007

La empresa estadounidense de seguridad, Blackwater, tiene licencia para matar en Irak. Entre tanto, el Gobierno de Nuri al-Malikim, que quiere despojar a los contratistas privados de su inmunidad, lanzó ayer un ultimátum a la administración de George W. Bush para romper con el consorcio y pidió una indemnización de 8 millones de dólares para cada familia de las 17 personas muertas el mes pasado en un incidente en Bagdad.

El Gobierno de Irak calificó ayer de “crimen premeditado” el hecho sangriento del pasado 16 de septiembre, cuando agentes de Blackwater mataron a 17 civiles y dejaron 22 heridos.

Según el informe gubernamental, que investigó el incidente, el 80 por ciento de 195 incidentes con armas desde 2005, fue protagonizado por un guardia de Blackwater quien abrió fuego primero.

La semana pasada, el director de la compañía, Erik Prince, insistió ante una comisión especial del Congreso de Estados Unidos, en la inocencia de su personal, el que -sostuvo- actuó en defensa propia cuando un grupo de insurgentes atacó un convoy diplomático bajo su custodia.

Sin embargo, la investigación indica que el número de civiles muertos fueron 17 -y no once como se pensó originalmente- y el de heridos alcanzó a los 22, como consecuencia del tiroteo abierto por los guardias de Blackwater en la plaza al-Nisoor de la capital iraquí.

“En Estados Unidos, si una persona mata a alguien, tiene que enfrentar un juicio”, repitió varias veces la representante demócrata Carolyn Maloney, al preguntarle a Prince sobre el incidente. “¿Cómo es posible que tantas semanas después no haya ni siquiera una investigación?”, se preguntó la legisladora. El director de Blackwater informó que ese empleado había sido despedido y ya no estaba en su poder el hacer nada.

La pasada semana Estados Unidos admitió que algo salió “trágicamente mal” cuando, 17 civiles iraquíes murieron en un tiroteo en el que participó la empresa Blackwater. El subsecretario de Estado, John Negroponte, dijo que, tras el incidente, su departamento revisará los contratos de seguridad de su personal en Irak.

Las autoridades iraquíes quieren que el Gobierno estadounidense rompa toda relación con Blackwater en Bagdad y lanzó un ultimátum en un plazo de seis meses

Las exigencias -parte de un informe del gobierno iraquí, consultado por The Associated Press (Ap)- señalan también que las autoridades estadounidenses deben entregar a los agentes de seguridad de Blackwater involucrados en los tiroteos del 16 de septiembre, a fin de que se les juzgue ante tribunales de Irak.

El tono del reporte sugiere más tensiones entre el Gobierno del primer ministro Nouri al-Maliki y la Casa Blanca, por las muertes en la Plaza de Nisur, que han derivado en una serie de investigaciones de las autoridades estadounidenses e iraquíes, y han provocado dudas sobre si es conveniente utilizar a contratistas de seguridad privados para proteger a los diplomáticos y a otros funcionarios norteamericanos.

Privatizan la guerra en Irak

Para el legislador demócrata Henry Waxman, quien preside el comité que organizó la audiencia, la conclusión es que la privatización de la guerra “funciona excepcionalmente bien para Blackwater”, pero no tanto para los civiles iraquíes, ni para el contribuyente estadounidense.

En un comunicado, Negroponte dijo a una comisión del Senado que entre enero y septiembre de este año Blackwater había realizado unas 2.000 escoltas a diplomáticos y visitas en Bagdad.

Negroponte dice que los guardias privados son imprescindibles para la labor diplomática en Irak.

En 56 de esas misiones los guardias se vieron obligados a utilizar las armas.

El subsecretario de Estado aseguró que cada uno de los incidentes fue revisado por funcionarios para comprobar que se siguieron los procedimientos adecuados.

Aunque Negroponte admitió que algo salió “trágicamente mal” en el incidente del 16 de septiembre, en el que 11 civiles murieron; agregó que estaba personalmente agradecido al personal de Blackwater durante el tiempo que fue embajador de Estados Unidos en Irak.

Blackwater

El Departamento de Estado pagó a Blackwater para proteger a sus funcionarios más de $us 800 millones entre 2004 y 2006.

Según un informe elaborado por el comité, la empresa factura $us 1.222 al día por cada agente.

Esta cantidad es seis veces superior a lo que le cuesta al Gobierno un soldado estadounidense.

Fundada en 1997 en Carolina del Norte, Estados Unidos

Emplea a 744 ciudadanos estadounidenses, 231 de otros países y 12 iraquíes Proporcionó protección a Paul Bremen. Cuatro de sus empleados fueron linchados en Faluya, en marzo de 2004.

Publicado en Los Tiempos.com, el 9 de octubre de 2007.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: